Jardín Botánico de Cienfuegos, 97 hectáreas de exóticas especies – CubaDebate

Imprimir

20 agosto 2020| |

Jardín Botánico de Cienfuegos, una joya del verdor cubano, centro considerado uno de los mejores jardines tropicales del mundo que atesora colecciones de plantas de los cinco continentes. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

Signado desde su nacimiento por el interés de realizar estudios de agronomía y en especial diversificar especies vegetales, el Jardín Botánico de Cienfuegos (JBC) es hoy un digno ejemplo de preservación de la naturaleza.

Desde aquel primer híbrido de caña de azúcar logrado por el profesor norteamericano Robert Gray, hasta las últimas siembras realizadas en el vergel cubano, la instalación devino espacio ideal para agrupar como hermanas a las palmeras de Asia, a los Ficus de África, hasta el Bambú de mayor proliferación en los cultivos de la India.

Como una torre de Babel cubana en lo que a mundo vegetal concierne, el centenario arboretum reporta más de 80 por ciento de especies exóticas dentro de su perímetro.

Ya desde etapas tan tempranas como enero de 1929 directivos de la Universidad de Harvard recorrieron, en la embarcación Utowana mares del sur en el Atlántico y visitaron países latinoamericanos y del Caribe como Honduras, Haití, Santo Domingo y Puerto Rico, para recopilar especímenes de plantas y semillas para su introducción en estaciones experimentales, en especial la del Botánico de Cienfuegos.

En las 97 hectáreas de este emporio crecen más de 1 600 especies, entre las cuales destacan las colecciones de palmeras, una de las más completa del planeta, con más de 230 especies, de estas 21 de palmas cubanas.

Dentro de esa especie está el Coco de las Maldivas, con un único ejemplar, impedido por ello de lograr pariciones, no obstante, en las instalaciones del vergel se guarda una de esas nueces, considerada el fruto más grande sobre la faz de la tierra, y su figura se asemeja a los glúteos de una mujer.

Por su parte los ficus, segunda en importancia en el Botánico, atesora 54 especies de esos gigantescos árboles donde resaltan ejemplares de hasta 100 años.

Los bambúes, que hicieron su entrada en la década del 20 del siglo pasado, se convirtieron en la tercera colección con 27 especies muy singulares al estilo de la Bambusa vulgaris, única variedad de porte leñoso en la Isla, la cual crece a orillas de ríos y arroyos y es la más utilizada en el mundo.

Sobresale la labor de los expertos en preservar unas 500 especies con ejemplares únicos, por ello pudieron multiplicar la Annona havanenses, declarado varias décadas atrás como extinguido, pero felizmente un individuo de esa familia botánica fue encontrado en la Laguna de Guanaroca, perteneciente a la provincia de Cienfuegos.

En el vergel también reprodujeron en primera instancia más de 500 plántulas del árbol de Jagua, símbolo de la ciudad de Cienfuegos, del cual un solo representante crecía a duras penas en el parque José Martí de esa urbe marinera.

Abundó Vasallo que desde hace tres años lograron la conservación del Nogal del país y de la Erythrina elenae, mientras reprodujeron el árbol de la canela, de difícil germinación.

Fundado en 1901 por el norteamericano Edwing F. Atkins, un poderoso inversionista norteamericano, el JBC comenzó a conocerse por The Harvard Tropical Garden al estar asociado a esa universidad, como una estación experimental para el estudio de la caña de azúcar.

La colección de bambú más importante de Cuba crece en el Jardín Botánico de Cienfuegos, ubicado en la comunidad Pepito Tey del Centro Sur de Cuba. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

La importante colección de palmas del Jardín Botánico de Cienfuegos está considerada entre las 10 más importantes de América Latina. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

Jardín Botánico de Cienfuegos. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

El Cojín de Suegra es uno de los cactus más populares del Jardín Botánico, principal reservorio natural de Cienfuegos. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

El baniano (Ficus benghalensis), nombre común que comparte con otras especies del género Ficus, es un árbol endémico de Bangladés, India y Sri Lanka, conocido popularmente en el Jardín Botánico de Cienfuegos como El árbol que camina. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

Especie de orquídea autóctona cubana. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

Jardín Botánico de Cienfuegos. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

Área del invernadero del Jardín Botánico de Cienfuegos, sitio de interés natural con su valiosa colección de plantas exóticas. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

Jardín Botánico de Cienfuegos. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

Jardín Botánico de Cienfuegos. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

Jardín Botánico de Cienfuegos. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

Jardín Botánico de Cienfuegos. Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ACN.

(Con información de ACN)

Vea también

  • Díaz-Canel: Exigir por la disciplina y la calidad en todo lo que hagamos20 agosto 2020|
  • La Habana: Sobre el caso cero de Puentes Grandes y lo que vino después20 agosto 2020|
  • Cuba reporta 83 nuevos casos de COVID-19, ningún fallecido y 31 altas médicas (+ Video)20 agosto 2020|
  • Decretan cuarentena en cinco manzanas del poblado Quiebra Hacha, en Artemisa20 agosto 2020|
  • Se forma una nueva depresión tropical en el Atlántico central (+ Cono de trayectoria)20 agosto 2020|
  • La Habana arrecia la batalla contra la COVID-19 (+ Video)19 agosto 2020|
  • El Salto del Guayabo: Atractivo paraje para el turismo de naturaleza en Cuba (+ Fotos)27 diciembre 2019|
  • Naturaleza, “vivir adrede”26 mayo 2019|
  • La impresionante migración de los cangrejos rojos en Cuba9 junio 2018|
  • Paisajes del Parque Nacional Guanahacabibes, en extremo occidental de Cuba9 agosto 2017|
  • Guantánamo y sus árboles en fila8 noviembre 2016|
Quantcast